martes, 28 de enero de 2014

General Electric comenzará a producir toberas de combustible mediante impresión 3D en 2015

La división de petróleo y gas de General Electric iniciará la producción de toberas de combustible mediante fabricación aditiva. El plan es realizar la prueba piloto en el segundo semestre de este año y comenzar la producción en 2015.

GE Oil & Gas planea invertir 100 millones de dólares durante los próximos dos años en investigación y desarrollo tecnológico, y una parte importante de esta inversión estará dedicada a la impresión 3D, según Reuters.



Con las técnicas tradicionales de fabricación, cada uno de los componentes de la tobera se crea por separado y se unen por soldadura. Ahora, con la fabricación aditiva, la impresión en una sola pieza simplificará enormemente la producción.

La decisión de GE Oil & Gas de utilizar la impresión 3D a esta escala es un hito en la industria. Y aunque compañías como Halliburton ya han utilizado la impresión 3D para producir algunas de las piezas utilizadas en perforaciones petrolíferas, ha sido en una escala mucho más pequeña.
La impresión 3D va a ser cada vez más importante para la industria del petróleo y el gas a medida que las condiciones de perforación se vuelven más extremas. La tecnología de impresión 3D permite a los ingenieros realizar diseños complicados para abordar los desafíos que presentan entornos de extracción tan complicados como las zonas del Ártico o las profundidades del océano.


Esta no es la primera vez que General Electric utiliza la impresión 3D. La compañía ya anunció el año pasado la aplicación de esta tecnología en su división de aviación para fabricar inyectores de combustible de motores a reacción.
Y la sede de GE en Newcastle también emplea la impresión 3D para diseñar los robots que utilizan para inspeccionar tuberías. Estos robots de vigilancia, conocidos como “pigs” (cerdos), se diseñan a medida para inspeccionar cada tipo de tubería. Con el sistema de fabricación tradicional todo el proceso de diseño podía llevar hasta 12 semanas. Con la impresión 3D este lapso de tiempo se ha reducido a 12 horas.

Así pues, la decisión de GE de utilizar esta tecnología en su división energética es solo un paso más, coherente con la visión de la compañía. GE lleva más de 20 años participando activamente en el desarrollo de la tecnología de fabricación aditiva y siempre ha subrayado la importancia de la impresión 3D en su concepción de la fabricación del futuro.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...