domingo, 21 de abril de 2013

Un nuevo estudio de Lux Research analiza el futuro de la impresión 3D

La consultoría Lux Research ha llevado a cabo un amplio estudio sobre la evolución del mercado de la impresión 3D. Building the Future: Assessing 3D Printing’s Opportunities and Challenges (Construyendo el futuro: Evaluación de oportunidades y desafíos en la impresión 3D).

Gráfico elaborado por Lux Research

Según sus cálculos, Lux estima que el tamaño del mercado global de la impresión 3D en 2025 será de alrededor de 8.400 millones de dólares, dibujando una pronunciada curva de crecimiento para los próximos años.
El informe prevé que este crecimiento continuará siendo liderado por tres sectores: la industria automotriz, médica y aeroespacial, que se espera que tengan una cuota del 84% del total del mercado.

Anthony Vicari, el autor principal del estudio, comparte sus puntos de vista con la opinión general de los analistas sobre la impresión 3D y comenta algunos aspectos ya mencionados por otros analistas y expertos dentro de la industria:
"La impresión 3D ofrece flexibilidad de diseño y una rápida implementación, pero aún hay mucho que mejorar en aspectos como los materiales y el rendimiento de las impresoras. A más largo plazo, la impresión 3D tiene el potencial de cambiar los ecosistemas de fabricación, aunque en el corto plazo ya está teniendo un gran impacto en productos que se fabrican en pequeñas tiradas y requieren un alto grado de personalización".
A un nivel más detallado, el estudio también presenta cuatro tesis que podríamos esperar ver en la industria durante los próximos años. Lux predice que los materiales de impresión empezarán (por fin) a bajar de precio, crecerá la producción de pequeño volumen, las aplicaciones de la impresión 3D en el sector médico también verán un importante crecimiento, y, por último - y quizás lo más decepcionante - el informe sugiere que el mercado del la impresión 3D a nivel doméstico se mantendrá en un "nivel de nicho", incluso en el futuro. Más específicamente, Lux estima que la impresión 3D doméstica será de 894 millones de dólares en 2025 (frente a los 7 millones en 2012). Aún así, esto supone casi un 10% del mercado.

Personalmente creo que la impresión doméstica no se quedará en un nicho reducido, limitado a geeks y entusiastas de la impresión 3D. Para el 2025, no me parece nada disparatado el panorama de una impresora 3D en cada casa, al igual que sucedió con el PC y las impresoras 2D.
Otro estudio reciente de la consultora Gartner estima que en 2016 las impresoras 3D de alta gama o para uso profesional costarán menos de 2000 dólares. Así que no sería descabellado pensar que en 2025 habrá en el mercado impresoras a 200 euros con una calidad y prestaciones similares a las impresoras actuales más avanzadas.

Fuente: Lux Research
Visto en Design News 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...