miércoles, 12 de junio de 2013

La impresión 3D en la industria del calzado

La impresión 3D está ayudando a los fabricantes de calzado a mejorar el proceso de diseño y optimizar costes y tiempo de producción.

En marzo, la marca deportiva New Balance presentó una zapatilla de running en cuyo diseño se utilizó la impresión 3D para personalizar la suela, adaptada a las características del corredor, mejorando su rendimiento.

Zapatilla New Balance con suela impresa en 3D.  Foto: Associated Press / New Balance

Hay muchos más ejemplos de la aplicación de esta tecnología a la industria del calzado.
Para reducir el tiempo de diseño, PUMA ha pasado de la externalización de sus prototipos al uso in-house de una impresora 3D Objet. Otras marcas como Reebok o Clarks también utilizan esta tecnología en el diseño de prototipos desde hace años.

Pero ¿cuáles son las ventajas del uso de la impresión 3D en el diseño de calzado?
Según The Financial Times, Nike y Adidas están utilizando la impresión 3D para acelerar el proceso de diseño y hacer múltiples versiones de prototipos a una velocidad que antes era imposible.

En febrero, Nike presentó su nueva línea de deportivas Nike Vapor Laser Talon, donde aplican por primera vez la tecnología de impresión 3D. "En seis meses hemos realizado 12 rondas completas de tests con prototipos que hemos probado a fondo, permitiéndonos mejorar nuestros productos", asegura Shane Kohatsu, director de innovación en la sede de Nike Oregon. Con las técnicas tradicionales de moldeo por inyección este mismo proceso normalmente llevaba una media de dos años.

Nike Vapor Laser Talon.

En Adidas, antes eran necesarios 12 técnicos para crear los prototipos a mano. Con la impresión 3D solo son necesarios un par de técnicos y el proceso es mucho más rápido. La compañía asegura que las impresoras 3D han reducido el tiempo que se necesita para evaluar un nuevo prototipo de cuatro a seis semanas a uno o dos días.

Otra empresa que está aprovechando los avances tecnológicos de la impresión 3D es Runners Service Lab, que ha recibido una donación de € 152.000 de la agencia de innovación TVN para investigar la viabilidad de fabricar calzado deportivo a medida y a un precio asequible con impresoras 3D. 

Pista de pruebas de Runners Service Lab

En definitiva, las conclusiones que podemos sacar de todos estos ejemplos es que el calzado impreso en 3D aún no está listo para ser fabricado a gran escala. Actualmente, la principal limitación es la lentitud de la impresión 3D. Para producir una sola pieza se tarda unas dos horas. Imaginen cuantas impresoras serían necesarias para producir calzado que pueda abastecer un mercado masivo. Simplemente no resulta viable. Hoy por hoy la fabricación en masa con impresoras 3D no puede competir con los métodos de fabricación tradicional. Así pues, no hay perspectivas a corto o medio plazo de que la impresión 3D pueda sustituir los sistemas de fabricación vigentes cuando se trata de fabricar productos en masa.
La impresión 3D asume el papel de una tecnología complementaria, que aporta enormes ventajas (aquí si) en el diseño de prototipos y calzado hecho a medida.
Shane Kohatsu lo resume en esta frase: "Lo realmente interesante para nosotros no es el volumen de producción. Sino lo rápido que se pueden hacer los cambios".

Visto en 3ders

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...