lunes, 13 de mayo de 2013

La Casa Blanca invierte 200 millones de dólares en la creación de 3 Institutos de Fabricación Digital

En su discurso del Estado de la Unión, Obama hizo una mención especial a la impresión 3D como una tecnología "revolucionaria". Parece que sus intenciones empiezan a materializarse en acciones concretas.
La Casa Blanca acaba de anunciar un nuevo programa para crear tres nuevos Institutos de innovación manufacturera con una inversión total de 200 millones de dólares en cinco agencias federales: Defensa, Energía, Comercio, la NASA y la National Science Foundation.

Este esfuerzo forma parte de la propuesta del Gobierno de los Estados Unidos de invertir 1.000 millones de dólares para crear una red de 15 centros de innovación en métodos de fabricación a lo largo y ancho de todo el país, tras el éxito inicial de un Instituto piloto con sede en Youngstown, Ohio.

Cada Instituto tendrá como principal objetivo reducir la brecha entre la investigación básica y el desarrollo de productos, reuniendo a empresas, universidades, colegios profesionales y agencias federales que realizarán inversiones conjuntas en áreas tecnológicas que estimulen la inversión y la industria manufacturera en los EE.UU.

El Insitituto para la Fabricación Digital e Innovación en el Diseño estará coordinado por el Departamento de Defensa y se centrará en el desarrollo de nuevas procesos de diseño, herramientas de fabricación virtual, sensores y redes industriales basadas en la robótica.

Defensa también dirigirá el Instituto para la Investigación de Metales Ligeros. Los metales ligeros avanzados poseen propiedades mecánicas y eléctricas comparables a los materiales tradicionales al tiempo que permiten fabricar componentes y productos mucho más ligeros. Este Instituto ampliará la investigación en este ámbito, acelerando la expansión del mercado para productos tales como turbinas de viento, dispositivos médicos, motores, vehículos blindados de combate, y fuselajes. Dando lugar además a una reducción significativa de los costes energéticos y de fabricación.

El tercer Instituto, coordinado por el departamento de Energía, se centrará en la investigación de materiales semiconductores GBM (Wide BandGap), que permiten que los dispositivos funcionen a temperaturas, voltajes y frecuencias mucho más altas, por lo que los dispositivos electrónicos que utilizan estos materiales son mucho más potentes y eficientes energéticamente que los que integran materiales semiconductores convencionales. Representan la próxima frontera más allá de los dispositivos basados en silicio que han llevado a grandes avances tecnológicos en la economía durante las últimas décadas.

Los tres institutos serán seleccionados a través de un proceso competitivo abierto, dirigido por los Departamentos de Energía y Defensa, con la revisión de un equipo interinstitucional de técnicos expertos.
Los equipos ganadores serán seleccionados y anunciados a finales de este año.
Los fondos federales se corresponden con la co-inversión de la industria, el apoyo de los gobiernos estatales y locales, y otras fuentes.

En el comunicado de prensa de la Casa Blanca, ponen algunos ejemplos prácticos en los que se puede aplicar la impresión 3D o fabricación digital.
El Departamento de Defensa prevé, por ejemplo, la fabricación “in situ” de objetos que de otra forma sería muy costoso encargar a una compañía externa. Por su parte, el Departamento de Energía estima que los procesos fabricación aditiva podrían ahorrar más de un 50% de energía en comparación con los procesos de fabricación tradicionales por "sustracción".

Visto en 3ders

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...