viernes, 19 de julio de 2013

Joven de 17 años crea un brazo robótico impreso en 3D y programado con Arduino

¿Cómo puede cambiar la impresión 3D el futuro de las prótesis y los animatronics?
Esta pregunta debió de hacerse Easton LaChappelle, joven inventor de 17 años residente en Colorado, cuando decidió diseñar un brazo robótico, fabricando la mayor parte de las piezas con una impresora 3D.
"Mi objetivo era crear una prótesis asequible y para un uso cotidiano", dice LaChapelle.

Easton LaChapelle en su taller con el brazo robótico. Foto: Mike Basher (PopSci)

Cuando tenía 14 años, se le ocurrió la idea de construir una mano robótica con piezas de Lego, sedal de pesca y servos. Fue todo un desafío porque por aquel entonces no sabía nada de electrónica ni programación. Pero no hay nada como la motivación y las ganas de hacer algo para lograr tus objetivos, así que LaChapelle se puso manos a la obra y aprendió electrónica y software de modelado 3D sobre la marcha.
Su esfuerzo y dedicación no tardaron en dar los primeros frutos. La primera versión de su mano robótica ganó el tercer puesto en la Feria de Ciencias del Estado de Colorado en 2011. En dicho evento se encontró con una niña que nació sin el brazo derecho y llevaba una prótesis que costaba nada menos que 80.000 dólares... LaChappelle estaba convencido de que él podía hacerlo mejor y mucho más barato.

Ese encuentro con la niña fue el catalizador de la segunda fase de su proyecto. Con un modelo 3D de una mano que descargó de Thingiverse y la ayuda de una impresora 3D MakerBot, LaChappelle creo un brazo robótico funcional con la mayor parte de las piezas impresas en 3D.


Componentes del brazo robótico - Mike Basher (PopSci)

Ahora, LaChappelle ha completado la versión 3.0 de su brazo robótico. Su coste es de tan sólo 250 dólares y tiene la misma funcionalidad que un brazo humano. Se conecta a un auricular que lee las ondas cerebrales del usuario, de modo que cuando este se concentra en coger un objeto con la mano, es capaz de cerrarla y agarrar el objeto en cuestión. Además, el brazo tiene un sistema de retroalimentación con un sensor de fuerza y un motor de vibración para dar al usuario una sensación de tacto.

Versión 3.0 del brazo robótico.

Este brazo ortopédico con un coste más que asequible abre todo un campo de posibilidades y tiene el potencial de cambiar la vida de muchas personas discapacitadas.

En el siguiente vídeo LaChappelle da una charla en TED, no os la perdáis.



LaChappelle lanzó en abril el proyecto en Kickstarter junto con Christopher Chappell.
Actualmente está trabajando con una beca en la NASA, concretamente en el proyecto Robonaut.
Sin duda a este chico le espera un futuro brillante.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...